Todo el mundo sabe cuál es la verdadera Capital de Israel

Home  /  Noticias  /  Current Page

Interesante análisis del Dóctor Y. Tenenbaum, profesor de la Universidad de Oxford.

En las relaciones internacionales, a veces, hay una situación de política de fantasía por la cual los Estados se comportan de una manera que, activa y conscientemente, ignora la realidad.

En algunas ocasiones ésto se justifica con el fin de evitar una crisis o mitigar un conflicto. Y alguna vez un auto-engaño relevante, con el tiempo, puede llegar a arraigarse, aunque su utilidad, en el mejor de los casos, sea discutible. Tal es el caso (o así es percibido) con la capital de Israel.

La capital de Israel es Jerusalén. El gobierno está ubicado allí, también lo están la Corte Suprema y el Banco de Israel. Todos están situados en Jerusalén Occidental, que es considerada, por la comunidad internacional, como parte del territorio soberano de Israel – y casi seguro será así después de un futuro acuerdo de paz con la Autoridad Palestina.

Jerusalén Oriental es otro asunto. La comunidad internacional objeta la posición oficial de Israel, según la cual Jerusalén Oriental es considerada una parte integral de una ciudad unificada bajo soberanía israelí. El status de Jerusalén Oriental (y de la Margen Occidental), en lo que concierne a la comunidad internacional, debe ser negociado entre Israel y la Autoridad Palestina, con el objetivo de establecer un estado palestino junto a Israel.

Sin embargo, la comunidad internacional acepta, explícitamente, que Jerusalén Occidental es parte del territorio soberano de Israel e, implícitamente, entiende que los barrios judíos en la parte oriental de la ciudad quedarían bajo dominio israelí después de un acuerdo de paz.

Teniendo todo ésto en cuenta ¿Por qué el mundo occidental no puede aceptar a Jerusalén Occidental como Capital de Israel? ¿Por qué sigue fingiendo que Israel no tiene una ciudad capital o que la que tiene es Tel Aviv?

Hay algunos que se refieren a Jerusalén como 'auto-declarada capital de Israel’. Pero ¿No son todas las capitales auto-declaradas? Por supuesto, el significado implícito es que Jerusalén es la auto-declarada y no reconocida capital de Israel.

Después de todo, Jerusalén no estaba destinada a ser parte del estado judío según el Plan de Partición de las Naciones Unidas de 1947. Entonces ¿Por qué, siquiera, reconocen partes de Jerusalén como parte del territorio soberano de Israel?

Bueno, hay otros territorios que no se suponía que iban a ser parte del estado judío, de acuerdo con el Plan de Partición de la ONU de 1947. Aunque los estados árabes y el liderazgo palestino no aceptaron el plan, estos territorios también se convirtieron en parte del recién creado estado judío.

Ésto fue controversial pero, no obstante, la comunidad internacional considera estos territorios como territorio soberano israelí. Así que ¿Por qué no a Jerusalén Occidental? Si las líneas de armisticio de 1949 (las así denominadas fronteras de 1967) son consideradas como la base para un futuro acuerdo entre Israel y la Autoridad Palestina, ¿Por qué hacer una distinción entre, digamos, Acre, Jaffa y Jerusalén Occidental?

Si, según la lógica, ninguna distinción debería hacerse. ¿Cuál es el problema de reconocer, o al menos aceptar, que Jerusalén Occidental es la capital de Israel?
Por cierto, la actual situación es cómoda para todos los interesados,  excepto para Israel – y tal vez tampoco para los embajadores que viajan de Tel Aviv a Jerusalén cada vez que tienen que reunirse con un funcionario del gobierno.

Al pretender que Jerusalén – o por lo menos su parte occidental – no sea la capital de Israel, puede que se evite una crisis con el mundo árabe y musulmán. Esta línea de pensamiento es comprensible, aunque extraña. Después de todo, la mayoría de los estados árabes y musulmanes, ostensiblemente, exigen una solución de dos estados basada en las fronteras de 1967. Jerusalén Occidental se mantendría dentro de la soberanía israelí. Así que ¿Cuál es el problema, entonces, de reconocer de jure, o por lo menos aceptar de facto, que Jerusalén Occidental es la capital de Israel?

El Dr. Yoav J. Tenembaum. es profesor en el Programa de Diplomacia en la Universidad de Tel Aviv. Recibió su DPhil del St. Antony’s College, Oxford.

Fuente: Por Israel

Share and Enjoy


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.